Exportaciones Perú: El Niño golpeó poco

Publicado el 08 enero 2018

Impacto del Fenómeno El Niño Costero en las exportaciones agrícolas y pesqueras ha sido moderado, y tendría un remanente el 2018.

El 2017 el Perú experimentó una alteración en las temperaturas y los niveles de lluvia solamente comparables a las observadas en 1983, cuando aún no había agroindustria moderna, y en 1998, cuando solo el espárrago se había desarrollado. El Fenómeno El Niño Costero fue la primera oportunidad para evaluar la resiliencia de las matrices agroindustrial y pesquera del país a acontecimientos climatológico de gran magnitud, y sin duda alguna se percibe el impacto. A continuación, observamos las variaciones en las exportaciones de cada uno de los principales productos no tradicionales extraídos en la costa, según información de Veritrade.

Afortunadamente, hasta el impacto agregado en la agroindustria y pesca peruanas no ha sido muy elevado, y solo se observa ligeras caídas en el espárrago, la aceituna y el limón, en los primeros dos casos, por la dependencia del frío en la noche. Esto demuestra la resistencia de la mayoría de cultivos, aunque pone en evidencia que los negocios vinculados a la agroexportación deben modelar la ocurrencia periódica de un fenómeno climatológico de gran magnitud en un horizonte determinado de tiempo. Sin embargo, con la mira puesta al 2018 (e incluso desde octubre del 2017, si se toma en cuenta la campaña de uva en curso), se espera que haya una caída de 10% en la exportación de uvas (en términos de valor, unos US$50 millones, el doble de la merma en la producción de espárrago de este año).

Por el lado de la pesca, es esperable que el volumen de producción de harina de pescado sea menor debido a una cuota de extracción de anchoveta (1.49 millones de TM para la segunda temporada, frente a 2 millones del 2016). En la contraparte, la cosecha de conchas de abanico podría recuperarse, dado que llegan a la adultez a los 370 días de vida.

En general, queda un balance que se puede considerar positivo en comparación a proyecciones más pesimistas, y sobre todo, un aprendizaje de lo que ha sido el primer Fenómeno El Niño de gran magnitud en la era agroexportadora y pesquera no tradicional moderna del Perú. En vista de lo ocurrido en 1983 y 1998, y de las alertas emitidas respecto a fenómenos que terminaron por ser de menor magnitud en el 2011 y 2015, tiene sentido pensar en un año atípicamente malo por década al momento de proyectar los flujos de caja.

Por otro lado, si las condiciones climatológicas se mantienen normales, el 2018 debería ser un buen año para adquirir stocks de espárrago, pescado de consumo humano directo y conchas de abanico. En la contraparte, habría que ver cuáles son las perspectivas para los precios en los mercados externos. Consulte con sus brokers.

Conoce más de Veritrade, y los datos de comercio exterior que podrías obtener, para analizar la data y proyectarte para planificar el futuro.
Ingresa a https://bit.ly/2EPnGk9 y solicita tu prueba gratis.

Volver

Noticias anteriores

Mayo

Más leidos

Importación de Caballa en el Perú: ¿Cómo una importación puede afectar y alertar la demanda de un producto en un país? 29 noviembre, 2017 Ver más >

Exportaciones de México y Canadá a los Estados Unidos aumentaron a pesar de la guerra comercial 21 mayo, 2019 Ver más >