El Acuerdo Comercial Ecuador – Unión Europea rinde sus frutos

Publicado el 12 febrero 2019

Tras una demora de cinco años en comparación al Perú y Colombia, Ecuador logró poner en vigencia la liberación de su comercio con el bloque, con buenos resultados.

Muchas veces se habla de los problemas de los tratados comerciales para traer beneficios reales a la población. Los argumentos usados suelen basarse en que benefician principalmente a los exportadores de países industrializados, y que los que basan su oferta en materias primas o productos agrícolas terminan perdiendo la oportunidad de generar mano de obra.

Sin embargo, la realidad demuestra que no todo debe verse en términos de balanza comercial ni puestos de trabajo en industrias. La firma del Acuerdo Comercial Ecuador – Unión Europea ha permitido que, desde el 2017, los productos ecuatorianos puedan abrirse el paso en destinos para los que antes enfrentaban restricciones, como el arancel a la exportación de banano, que habrá bajado desde € 132 en el 2017 hasta € 75 en el 2020.

Cabe precisar, sin embargo, que todo ha formado parte de una negociación que desembocó en cierta persistencia de barreras en ambas partes, que si bien no llega a ser tan favorable en términos netos para toda la economía (es decir, pensando más allá de los sectores directamente involucrados e incluyendo a todos los demás, y a los consumidores que buscan menores precios), llevó a un punto mejor al inicial, como lo mostrarán las cifras expuestas más adelante. Por el lado ecuatoriano, se decidió precautelar una parte de la producción mediante la exclusión de ciertos productos en el tratado: carnes y procesados de bovino y aves, arroz y derivados, papa congelada, etc, que en total suman el 60% de la producción agrícola ecuatoriana.

A pesar de esto, las exportaciones ecuatorianas han tenido una mejora contundente. En el 2017, el primer año de vigencia del acuerdo, el valor de lo enviado hacia Europa creció 12%, una subida equivalente a US$300 millones. En el 2018 las cosas fueron aún mejor: entre enero y septiembre, los envíos a Europa generaron ingresos por US$ 2,474 millones, 77% más que en el mismo periodo del año anterior.

A continuación, se revisa la oferta de los productos ecuatorianos más destacados en sus principales destinos europeos.

Como se ve, los mercados con gran actividad gastronómica, como España, Francia e Italia, son destinos muy importantes para los productos pesqueros. Por otro lado, Ecuador se ha podido seguir consolidando como uno de los principales proveedores de plátano en el mundo, en el que los productos orgánicos tienen gran cabida y dan trabajo a pequeños productores.

Por otro lado, las flores también se siguen abriendo camino en mercados de alto poder adquisitivo como lo son los países europeos. Junto con los camarones, la palma y los pescados en conserva o precocidos, y el café instantáneo, se trata de uno de los cuatro productos intensivos en capital en la gran oferta exportable. Esto implica más inversión, tecnología y trabajo a nivel obrero, de manera que se aprovecha las ventajas comparativas de la costa y selva del país para impulsar el desarrollo.

Se espera que la expansión continúe a lo largo del 2019, ya que gracias a la firma del tratado, se ha podido entrar a 18 países más, en comparación a los 10 a los que se llegaba antes de la implementación del acuerdo. Ese es el ejemplo del camino que un país debe seguir para desarrollarse sobre la base de más trabajo formal, mejor remunerado, y con mayor uso del conocimiento.

Para más información sobre las exportaciones de Ecuador, puede entrar al portal de Veritrade.
Solicite su prueba gratis entrando a https://bit.ly/2RYgnvQ

Volver

Noticias anteriores

Mayo

Más leidos

Importación de Caballa en el Perú: ¿Cómo una importación puede afectar y alertar la demanda de un producto en un país? 29 noviembre, 2017 Ver más >

La selección peruana no será la única estrella en Rusia 13 diciembre, 2017 Ver más >