En Colombia, el año cafetero 2017-2018 fue mejor en café soluble y tostado en grano

Publicado el 08 enero 2019

Durante un periodo en el que el volumen y el valor de los envíos de la principal presentación de exportación (en grano sin tostar) se redujeron, destacaron dos con mayor procesamiento.

El año cafetero que se cerró en septiembre del 2018 no fue el mejor para Colombia debido a una sobreoferta causada por alzas en la producción de países competidores como Vietnam y Brasil, además de la región centroamericana. Sin embargo, las presentaciones de valor agregado, como el café tostado y el instantáneo, tuvieron un desempeño contrario a la tendencia global de caída en los precios: la producción mundial creció 5.7%, en comparación a un alza de 1.8% en el consumo, lo que llevó a que la cotización promedio baje de US$ 1.31 por libra a US$ 1.1 por libra, según un análisis publicado en el diario La República de Colombia.

Según la información de Veritrade, el precio promedio de los envíos de café colombiano en el año cafetero 2017-2018 bajaron de US$ 3.598 por kilo a US$ 3.25 por kilo. En contraste, el precio promedio de los envíos de café soluble liofilizado aumentó de US$ 12.144 por kilo a US$ 12.829 por kilo, mientras que si bien el del café en grano tostado sin descafeinar pasó de US$ 8.852 a US$ 6.920 por kilo, la mercadería exportada sumó un peso de 2,671 toneladas, frente a 1,792 toneladas del año cafetero anterior (un alza de 49%).

En el siguiente cuadro, se puede ver el desempeño de las exportaciones totales de lo tres productos en mención durante los dos últimos años cafeteros.

Cabe mencionar que la reducción de las exportaciones de café en grano coincide con una ligera baja en la producción de café colombiano, que cayó 3.3% frente al año cafetero 2016-2017. El reto para el productor local es seguir trabajando en el rejuvenecimiento de cultivos para elevar la productividad, y por supuesto, continuar con el desarrollo de alternativas de valor agregado, que además tiene una mayor diversificación en términos, como ve al revisar la participación de los principales países a los que se envía el café colombiano en distintas presentaciones.

En el caso del café en grano sin tostar ni descafeinar, que es el commodity más destacado de los países tropicales, Estados Unidos es por lejos el destino más importante. No solo se trata de un enorme mercado en términos de consumo, sino que los principales traders del mundo lo utilizan como centro logístico.

En el caso del café soluble y tostado en grado, el comercio regional cobra importancia. Por esta razón, a diferencia del café sin tostar, para el que más del 99% de los envíos se hacen por vía marítima, el 7% del café soluble se exporta por tierra y más del 92% restante por mar. Mientras que en el café en grano tostado, el 3.7% se envía por vía aéra, el 3.4% por tierra, y el resto por mar.

Por otro lado, resalta la diferencia entre el tipo de destino al que se envía el grano sin tostar, y a donde va el café soluble o tostado en grano. En el primer caso, todos los destinos principales son mercados desarrollados, en los que a lo igual que en los Estados Unidos, los traders tienen un espacio de desarrollo para el almacenamiento o reembolsado con producto final.

Para más información sobre las exportaciones de café colombiano, puede entrar a la página de Veritrade.
Solicite su prueba gratis en https://bit.ly/2QuZoAQ

Volver

Noticias anteriores

Mayo

Más leidos

Importación de Caballa en el Perú: ¿Cómo una importación puede afectar y alertar la demanda de un producto en un país? 29 noviembre, 2017 Ver más >

La selección peruana no será la única estrella en Rusia 13 diciembre, 2017 Ver más >