Listos para el cambio

Publicado el 14 mayo 2018

El gobierno de Chile ofrece un sistema de prevención ante el riesgo cambiario para las pymes dedicadas a comercio exterior. Revisemos por qué es importante.

Con la finalidad de proteger a los exportadores e importadores de la volatilidad del tipo de cambio, el Ministerio de Economía y Finanzas de Chile y el BancoEstado del mismo país crearon Seguro Dólar, que se trata de un instrumento de futuros que tiene al peso chileno como activo subyacente, y ofrece dos opciones de funcionamiento.

La primera alternativa consiste en el pago de una prima para determinar la aplicación de un tipo de cambio fijo previamente acordado, de manera que el exportador no se vea perjudicado con un tipo de cambio inferior, o el importador ya no deba asumir un ratio superior para abastecerse. El segundo mecanismo, según reportó la agencia Efe, consiste en la fijación de una banda de precios, sin necesidad de pagar una prima.

El seguro está orientado a pymes, el segmento más vulnerable a las fluctuaciones cambiarias, en vista de las mejores condiciones que las empresas más grandes tienen para acceder a protecciones de este tipo en el mercado, o de asumir rentabilidades más bajas. Una de las principales vulnerabilidades es la entrada de divisas por medio de las exportaciones mineras, que presionan el tipo de cambio a la baja y restan competitividad a los exportadores que no tienen la posibilidad de compensar el menor valor del dólar con mayores volúmenes o mejores precios en el mercado internacional, como sucede con el cobre.

De acuerdo con un informe del diario digital chileno El Mostrador, los productos más afectados por la tendencia a la apreciación del dólar en los últimos meses son las frutas, la celulosa y el papel, los productos metálicos y los químicos. Los siguientes gráficos muestran la evolución del tipo de cambio y las exportaciones de algunos de los principales productos de estos rubros.

La caída en el tipo de cambio real representa la pérdida de competitividad de las exportaciones chilenas respeto a las del resto del mundo (en el ratio presentado por el Banco Central de Chile, un alza de los precios locales genera una mayor caída y mientras más bajo sea el índice, los dólares u otras monedas que se consiguen por las ventas en el exterior tendrán menor poder adquisitivo). Ya sea el fortalecimiento del peso chileno respecto a otras monedas, o el alza de los precios de venta en Chile, los envíos de productos que no se han visto beneficiados de cotizaciones internacionales al alza, como el cobre, tienen condiciones más complejas para exportar.

Si bien el cuadro anterior no muestra una correlación absoluta con el alza del tipo de cambio, las cifras mostradas en los años posteriores al 2014 podrían ser mayores. La exportación de los productos mostrados no necesariamente implica participación de pymes, pero sí es una referencia de la vulnerabilidad de las exportaciones a la pérdida de competitividad.

Si se compara el comportamiento de estos productos con commodities, se observa una coincidencia en las reducciones de las exportaciones. Sin embargo, en este caso los resultados dependen de factores ajenos a la competitividad cambiaria del país.

Es importante precisar que las exportaciones agrícolas, metalmecánicas y químicas involucran una mayor cantidad de empresas pequeñas y medianas. Por lo tanto, resulta pertinente propiciar un sistema de protección ante fluctuaciones cambiarias que les permita subsistir en medio de un entorno en el que el Banco Central de Chile prioriza el control de la inflación.

Dado que la priorización de las metas de inflación se hace a costa de perder la posibilidad de dar más volatilidad a la moneda, entonces tiene sentido que se asuma el costo de crear un subsidio blando a través de la creación de un producto como Seguro Dólar, que por cierto puede ser autosostenible si se hace un cálculo correcto de las primas sobre la base del riesgo a asumir.

No cabe duda de los pequeños y medianos exportadores chilenos evaluarán con interés recurrir a seguros cambiarios. En el último año, el peso chileno se apreció 8.3% frente al dólar, lo que lo convirtió en la moneda que ganó más valor en la región. Sibien esto es positivo para los importadores, los exportadores, quienes probablemente convierten sus ingresos desde cualquier moneda al dólar antes de trasladarlos a pesos, se han visto perjudicados. Por lo tanto, no sería raro ver algunos dispuestos a pagar primas de hasta 5% del valor, que si bien representan una pequeña pérdida, dan predictibilidad a las finanzas de los empresarios, y los protegen de apreciaciones aún mayores a la del 2017.

Para una pyme, acceder a instrumentos derivados (forwards) de monedas que los protejan de las fluctuaciones en el tipo de cambio puede ser complejo, en vista de la sofisticación de las opciones disponibles en el mercado, y de eventuales barreras de entrada por montos mínimos a proteger. Sin embargo, Seguro Dólar permitirá que cualquiera pueda protegerse por medio de un producto cuyos procedimientos y contingencias hayan sido diseñados para su tamaño. Si tienes una empresa pequeña o mediana dedicada a la exportación, te aconsejamos entrar aquí para conseguir la información necesaria de cómo aplicar a esta protección.

Para más información sobre la evolución del valores y volumenes de exportación o importación de otros productos durante periodos de volatilidad cambiaria, e incluso de estabilidad, puede consultar en la base de datos de Veritrade.
Solicite su prueba aquí: https://bit.ly/2IhgwKT

Volver

Noticias anteriores

Mayo

Más leidos

Importación de Caballa en el Perú: ¿Cómo una importación puede afectar y alertar la demanda de un producto en un país? 29 noviembre, 2017 Ver más >

Exportaciones de México y Canadá a los Estados Unidos aumentaron a pesar de la guerra comercial 21 mayo, 2019 Ver más >