Rumbo a Rusia

Publicado el 07 febrero 2018

¿Qué productos exportan los países latinoamericanos clasificados a la Copa Mundial de Fútbol FIFA, Rusia 2018?

Los países latinoamericanos clasificados al campeonato mundial de fútbol no solo apuntan a Rusia para meter goles dentro de las canchas. El territorio nacional de mayor extensión en el mundo también representa un mercado de gran magnitud para diversificar los productos de exportación, con un PBI per cápita que saltó desde US$ 8,946 a US$ 10,248 entre el 2016 y el 2017, y una población de más 144 millones de habitantes.

¿Qué se envía desde cada uno de estos puntos hacia el país del vodka? En general, la demanda rusa respecto a los países latinoamericanos se centra en productos agropecuarios (frutas, granos, lácteos y carnes), pesqueros y metalmecánicos, a lo que se suma algunas manufacturas más complejas como autopartes, productos tecnológicos y vehículos. Revisemos cada país.

La oferta exportadora de Argentina hacia Rusia se centra en los productos provenientes del campo. Con una de las principales industrias ganaderas del mundo, no sorprende que el grueso de la oferta esté compuesto por productos cárnicos y lácteos. Se suman algunas frutas, hortalizas y granos, así como los vinos y manufacturas, en las que resaltan los grupos electrógenos. Sorprende la importación de carne de caballo, apreciada por el consumidor ruso y recurrente en las exportaciones de otros países ganaderos como Uruguay y Brasil.

Respecto a Brasil, se repite la preponderancia de productos provenientes de la industria ganadera, con una mayor participación de las carnes de cerdo y ovinos. Asimismo, se destaca la distinción de res con bovino para incluir al cebú, que por supuesto, dan pie a una importante industria de calzado. Pero si algo distingue a la oferta exportable de Brasil por encima de toda la región, es su sofisticación en la manufactura pesada: ningún de los otros países exporta helicópteros y aviones, y la maquinaria pesada también tiene mayor preponderancia respecto a México, donde también se ensamblan vehículos y se produce autopartes.

Por otro lado, cabe resaltar la presencia de cultivos de agricultura extensiva, como la caña de azúcar y las oleaginosas. En el caso del café, es importante notar que gran parte de los envíos se hacen en presentaciones procesadas (principalmente instantáneo).

Desde Colombia, la geografía lleva a coincidencias con Brasil en cuanto al ganado y el café, aunque con una mayor preponderancia de la variedad arábica. El gran distintivo de la oferta de la tierra del vallenato es la variedad de flores, producidas al natural y en invernaderos. Por otro lado, en la oferta de minerales, destaca la importancia del coque o carbón, insumo para la generación de energía y materiales compuestos, que a pesar de haber perdido valor en los últimos años, sigue siendo relevante para sus exportaciones. La manufactura metalmecánica también tiene un lugar importante en la industria colombiana, y está presente en las exportaciones hacia Rusia.

En cuanto a México, la oferta exportable está balanceada entre manufacturas metalmecánicas y tecnológicas, minerales y productos agrícolas. A lo igual que el Perú, se trata de un país minero por naturaleza, de manera que el cobre tiene una relevancia especial, pero se diferencia en lo avanzado de su industria de ensamblaje, tanto de autopartes y motores, como de equipos audiovisuales. También es importante el café, y en la industria ganadera, destaca la exportación de carne de caballo, un producto consumido por los rusos.

La oferta peruana se concentra en frutas, legumbres, pescados, mariscos y café. Pero en medio del portafolio agrícola, Rusia destaca por ser un destino importante para los tintes como el carmín de cochinilla, el achiote, el páprika y la caléndula (marigold). Los únicos elementos de origen no agrícola o pesquero son el óxido de zinc, las partes de maquinaria y la andalucita, un mineral con alta resistencia al calor usado como refractario para la industria siderúrgica, la fabricación de bujías y loza.

En el caso uruguayo, la predominancia de la ganadería y la industria de lácteos es absoluta. La excepción proviene por el lado de los cítricos y los vinos.

Por último, desde Centroamérica, los envíos desde Panamá han sido únicamente de ron, por un valor de US$ 1.3 millones en el periodo diciembre 2016 – noviembre 2017. Sin duda alguna, el mercado ruso es una buena plaza para la exportación de licores, como también lo demuestran los envíos de vino argentino y tequila mexicano. Sin embargo, también podría recibir otros productos desde Centroamérica, como caña de azúcar (tal como lo hace Colombia), café y cacao.

El país que será el centro de la atención global durante un mes entre junio y julio de este año también debería serlo durante el resto del tiempo para estos y otros países. La demanda por frutos tropicales da espacio para buscar ventanas de precios, y el uso de productos metalmecánicos y ensamblados abre un espacio importante para los segmentos de alto valor agregado. La pelota está en la cancha de los exportadores.
Ingresa https://bit.ly/2saN95i y solicita tu prueba gratis

Volver

Noticias anteriores

Mayo

Más leidos

Importación de Caballa en el Perú: ¿Cómo una importación puede afectar y alertar la demanda de un producto en un país? 29 noviembre, 2017 Ver más >

La selección peruana no será la única estrella en Rusia 13 diciembre, 2017 Ver más >